bolsa-compostable-caja-detalle

Bolsas Compostables para la agricultura

 

 

El desarrollo de nuevos materiales medioambientalmente sostenibles y aceptados por la mayoría de las personas es una apuesta a la que no debe renunciar cualquier compañía que quiera dar una respuesta a todo tipo de preocupaciones del consumidor actual en cualquier parte del mundo.

Es por esta razón por la que apostamos por la construcción de bolsas compostables para contribuir con el cuidado ambiental de todo el planeta.

Muchas empresas en la actualidad tienen el deber o el sentido a futuro de poder seguir desarrollando gran cantidad de productos, entre ellos bolsas que puedan ser biodegradables y que a su vez sirvan para otros sentidos, como en este caso, específicamente para la agricultura.

El buen número de productos de este estilo suelen crearse a partir de innovadores materiales compostables desarrollados con tecnología propia a partir de otros elementos, tales como son almidones, celulosa y diversos aceites vegetales.

Como buena noticia es bueno saber que estos bioplásticos pueden ser transformados mediante algunos procesos convencionales y naturales. Estos han sido certificados para su utilización en diversos sectores, especialmente el agrícola en forma de acolchados, macetas o dispensadores de feromonas.

En esto podemos considerar la creación o fabricación de guantes o bolsas de supermercado para la producción de vajillas biodegradables y hasta para poder fabricar piezas de automóvil, productos de cuidado personal o incluso juguetes para las mascotas o para los más pequeños de la casa.

Para afianzar un poco más toda la información aquí suscitada debemos resaltar el trabajo realizado por la compañía aimplas la cual tiene, entre uno de sus hitos, el poder presumir de ser la compañía que desarrollo por primera vez en la historia el tarro de yogurt compostable y también el primer plato compostable resistente al calor.

 

¿Qué son las bolsas compostables?

En términos sencillos diríamos que las bolsas compostables son una de las opciones extraordinarias que existen hoy en día que nos ayudan en la tarea de cuidar el medio ambiente tal como lo conocemos. Estas bolsas, al ser desarrolladas de la forma adecuada, son completamente biodegradables, lo que significa que permiten una degradación completa, tal como se define en la norma ASTM D6954-04.

Es interesante saber que a partir de los 18 meses, aproximadamente, comienza la degradación y por si no lo sabías, el número de lote que tiene impreso en uno de los lados indica la fecha de fabricación de la misma.

Estas bolsas biodegradables se pueden conservar en las condiciones normales de almacenamiento y de utilización sin medida durante unos 18 meses sin ningún tipo de alteración de la estructura o del material como tal.

Es sabido que estas bolsas no dañarán de ninguna manera el medio ambiente en el que vivimos, y también, por ello mismo garantiza la calidad, la resistencia a todo tipo de tracción o perforación.

Estas también nos permiten contar con un sellado fiable siendo tan fuertes como las bolsas de polietileno convencionales y normales que se han utilizado en gran medida durante tantos años.

 

¿Para qué sirven las bolsas compostables?

Principalmente para cuidar mucho más del medio ambiente que tenemos y que se presenta como una gran oportunidad del futuro para preservar la vida sin necesidad de terminar degradando el planeta.

Después de su utilización y cuando comienza el proceso de biodegradación la misma naturaleza, los microorganismos y células del suelo son capaces de servirse de ellos para poder crear nutrientes para la vida misma de la Tierra.

Estas bolsas compostables se pueden encontrar en diferentes colores, diferentes y variados tamaños y también para diferentes usos, adaptables a algunas marcas, al nombre del establecimiento, compañía o negocio que se requiera. Apostar por este tipo de bolsas es apostar por el futuro y por la preservación de todo nuestro medio de vida de forma sana y sustentable.

Estas, después de ser usadas, cuando dejan de ser útiles, pueden ser incineradas o recicladas y proporcionan diversos valores energéticos idénticos a las bolsas comunes y clásicas de polietileno variantes del petróleo.

La mayor y gran diferencia de estas bolsas biodegradables con las comunes es que no contienen productos químicos controvertidos o que requieran algún tipo de aprobación reglamentaria, lo que las convierte en una alternativa única y excelente en el presente que estamos viviendo.

Y como es lógico, también son una excelente opción para el futuro y para la preservación del medio ambiente.

Por otro lado, no debemos dejar de lado que en la actualidad también comienzan a estar muy presentes en los comercios y en el uso cotidiano las bolsas de tela, que son por así decirlo, una alternativa bastante ecológica ya que son reusables a un nivel que antes no se fuera imaginado posible y que aguantarán grandes trayectos, pesos o usos que se le puedan dar.

 

¿Cuándo usar las bolsas compostables?

El momento de usar las bolsas compostables es ahora. No debemos esperar más para hacer de esta nuestra alternativa de preferencia para llevar nuestras pertenencias e incluso nuestras compras. Lo bueno de ellas es que las puedes comprar y reutilizar de forma habitual en cualquier caso o cosa que tengas que hacer.

Cuando tienes la necesidad de comprar cualquier tipo de cosa, no siempre se sale directamente de la casa, sino que a veces nos encontramos haciendo cualquier otro tipo de diligencia y no nos encontramos con una bolsa adecuada a nuestras necesidades.

Eso significa, en medida certera que podemos tener la necesidad de hacernos con una bolsa de plástico cotidiano simplemente porque no tenemos otra opción.

Si queremos evitar esto, basta con llevar siempre en nuestro bolso, cartera o incluso en el bolsillo, una bolsa biodegradable reutilizable, pudiendo ser esta de tela o de otro material que las podamos conseguir. Lo bueno de las mismas es que apenas ocupan espacio y pueden sacarte de cualquier apuro en un momento concreto.

Te recomendamos que adoptes esta costumbre y te sorprenderá la cantidad de bolsas de plástico que dejas de acumular en tu hogar.

A pesar de que queramos recurrir pocas veces a las bolsas de plástico habituales o incluso teniéndolas como última opción, debemos tener en cuenta que no siempre vamos a tener la opción de recurrir a las bolsas biodegradables porque no todos los establecimientos comerciales las ofrecen al vender sus productos.

Para combatir esto, busca en las tiendas que sí ofrecen (y que abundan en número) alternativas a las dañinas bolsas de plástico, como pueden ser las bolsas de tela reutilizables o incluso los envoltorios de papel.

Por ello te repetimos, ten en cuenta las otras alternativas que tienes a tu disposición antes de llevarte a casa un bolsa de plástico más que no le dará nada bueno a nuestro medio ambiente, acepta el consejo, porque la misma naturaleza te lo agradecerá.

 

Beneficios de las bolsas compostables

Las ventajas de las bolsas compostables es que las mismas pueden llegar a ser bastante ligeras y que llevan el sello de OK compost. Estas pueden seguir llevando plástico y se degradan en condiciones de altas temperaturas y aireación.

Como es muy difícil que se puedan degradar de una forma natural son excelentes para utilizarlas en las plantaciones de diversos cultivos que se pueden tener en el hogar y en cualquier lugar que podamos imaginar.

Son bolsas que tienen un precio muy inferior al de las bolsas de plástico estándar y el uso de las mismas son bastante fomentadas aunque en cierta medida pueden dañar un poco el medio ambiente.

Dichas bolsas que también son consideradas biodegradables contienen una huella de carbono más baja que aquellas bolsas hechas con base de petróleo, de esta forma reducen el CO2 que terminan dando al ambiente.

También estas bolsas compostables se reciclan fácilmente en plantes de compostaje porque están compuestas al 100% del mismo material que ellas.

Otra de las ventajas es que en la mayoría de los países desarrollados se pueden recuperar los residuos plásticos para su reciclaje. Las bolsas compuestas por bioplásticos pueden ser recicladas de forma mecánicamente en otros nuevos y variados productos de plástico.

Al incrementarse estos residuos y llevarse a cabo la incineración, el contenido de base biológica contribuye a la generación de energía renovable.

Otro de los puntos importantes que ofrecen estas bolsas compostables es que ofrecen una alternativa para evitar en gran manera la contaminación del suelo terrestre y también del suelo marino.

Al ser reutilizables pueden disminuir en gran manera la cantidad de bolsas que se consumen en la vida de las personas, lo que contribuye a que sean menos residuos los que se queden en la calle o en cualquier otro lugar.

También al ser reutilizables, y a la disminución de la basura que se echa en los distintos depósitos es común que disminuya en gran manera la mortalidad de los animales marinos y también de los animales terrestres.

Asimismo, es necesario acotar que este tipo de bolsas permiten que se mantenga la sostenibilidad del ecosistema. Esto se debe a que el reciclaje o el uso mismo de ella no dañe en medida alguna el ambiente.

Y por si fuera poco, disminuye en gran manera la dependencia del petróleo y todos sus derivados.

Sin lugar a dudas, las bolsas compostables y/o biodegradables son una alternativa que debe permitirnos ver un futuro mucho más sano y brillante.

 

 

Ir a tienda para ver especificaciones del producto →

bolsa-compostable-en-caja

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba